En las aldeas donde trabajamos no hay agua corriente y la población tiene que ir a las bombas de agua para coger el agua para cocinar, beber, lavar la ropa y para lavarse.

Aunque el gobierno construye bombas de agua para la población, éstas las construyen de solo 18/20 metros de profundidad. Cuando llegan los meses de verano se suelen secar y por ello acaban teniendo que compartir muchas familias una sola bomba que funciona.

Con la donación recibida de Teyo, hemos podido construir una bomba de agua de 30 metros de profundidad en la aldea de Jaitiya. La profunidad de la bomba garantiza que funcionará también durante los meses de verano.

Alrededor de 20 familias que viven alrededor podrán beneficiarse de la bomba, es decir unas 100/120 personas. Tendrán acceso a agua limpia para beber, lavarse, cocinar, etc…

Hemos inaugurado la bomba de agua siguiendo la costumbre india de hacer una puya mediante la cual se da las gracias al benefactor ,Teyo, y para pedir que la bomba funcione durante muchos años .

Muchísimas gracias Teyo, ¡pues regalar agua es regalar vida!

Facebooktwitter