Un año más ha pasado y de nuevo nos encontramos con el tremendo dilema de recibir tantas solicitudes para conseguir plaza en la escuela Akshay cuando solo podemos admitir 30/35 niños.
Todavía me acuerdo como hace 12 años teníamos que ir de casa en casa intentando convencer a los padres para que dejaran a sus hijos venir a la escuela.
Este mes más de 140 personas vinieron a la escuela Akshay para pedir admisión para sus hijos para el año académico que comienza en Abril. Esto nos demuestra como nuestras charlas en la importancia en la educación ha cambiado su forma de pensar y como los vecinos de las aldeas de Amwan, Nautapur y Amwan Colony han visto cambios positivos en sus propios hijos. Estos padres saben también que no es solo la educación que reciben pero también una atención individualizada, atención médica, vacunas, reparto de mantas, comida, ropa, información sobre hibiéne y beneficios que recibe la familia cuando tienen que hacer frente a un problema serio.
Nos entristece no poder admitir a todos los niños debido a la falta de fondos. Es difícil para nosotros tener que hacer la selección pero esperamos que poco a poco  con vuestra generosa ayuda podremos dar educación a incluso más de ellos.
Nuestra selección se vasa en dar plaza primero a esos niños que son huérfanos de padre o madre o que no tienen ningún hermano ya estudiando en la escuela, de tal manera que podemos dar la oportunidad de que en cada hogar haya al menos un miembro que sepa leer y escribir.. Luego damos admisión a aquellos niños que viven en peores condiciones de pobreza. Damos importancia también en la selección en dar plaza a aquellos niños cuyos padres están decididos a retrasar la edad de matrimonio, especialmente de las niñas. Un 50% de las plazas están reservadas para las niñas.

Os pedimos que compartais esta información con vuestra familia y amigos y de la gran necesidad que tenemos de padrinos y madrinas para que podamos dar la posibilidad a otros niños de recibir educación, tener atención médica, o sencillamente un lugar donde por unas horas estarán fuera de la miseria, donde los niños pueden ser niños y no trabajando en los campos. Un lugar donde poco a poco puedan ir construyendo su futuro.

Ser madrina o padrino solo cuesta lo que en España un par de  aperitivos al mes, pero esa cantidad podemos hacer que en India llegue muy lejos, hasta el punto de poder cambiar totalmente la vida de un niño gracias a la educación.
¿Puedes divulgar nuestro trabajo y ayudarnos a encontrar nuevos padrinos/madrinas?

Por favor comparte esta información.

MUCHAS GRACIAS.