Muchas veces la existencia de la ONG Akshy tiene su razón de existir no tan
solo para dar educación a unos niños que serán la primera generación que sepa
leer y escribir, sino  para poder estar
cerca de la comunidad de los “intocables” y poder ayudarles a aliviar su
angustia y sufrimiento cuando  llegan las
calamidades y no tienen medios económicos para poder salir adelante. La
estrecha relación que mantenemos con la población en estos últimos años hace
posible que nos consideren un punto de referencia y esperanza cuando se
encuentran en grandes apuros como es el caso de Punita.
Esta es la historia de Punita que nos gustaría que leyerais y que si
consideráis que podéis ayudar con una pequeña donación, que significará una
solución para su situación, lo podáis hacer a través de la cuenta de la Asociación.

“Me llamo Punita Devi y vivo en la aldea
de Amwan. Me casaron cuando contaba con solo 13 años de edad y mi esposo
Ranjeet Manjhi tenía 15 años. Después de un año tuve a mi primer hijo Suraj.
Tengo 2 hijos y una hija: Suraj de 9
años, Sagar de 4 y Sweety de 3.
Cuando vivía en casa de mi suegra lo
pasé muy mal porque siempre me trataba muy mal y mi marido me pegaba mucho pues
estaba de parte de su madre. Hace unos años pudimos dejar su casa y desde
entonces he trabajado muchísimo para sacar mi familia adelante. Trabajo en el
campo  como jornalera de sol a sol y soy
una gran trabajadora pero no siempre hay trabajo. Un día me dijeron que había una
escuela de costura en el Centro Educativo Akshay. Aprendí a coser y terminé el
curso en 9 meses. Aprendí a hacer blusas, camisas, ropa de niños. Así conseguí
mi diploma. Era una estudiante que no falté ni un solo día a clase y conseguí
muy buenos resultados.

Raquel sister y la ONG me dieron la
buena noticia que como premio a mis buenos resultados en mi curso me regalaban
una máquina de coser para que pudiera coser y ganar algo de dinero para mi
familia, pues era la primera mujer “intocable” que acababa el curso. Me
explicaron que unas personas de España habían mandado este dinero que habían
recaudado y que pensaban que era una buena manera de utilizarlo. Siempre les
estaré muy agradecida.
Mis dos hijos acuden a la escuela Akshay
donde además reciben todo el material escolar, cartera, uniforme, asistencia
médica, etc gratis. Y esto no es solo para mis hijos sino para muchos otros
niños. También me uní al grupo de Microcréditos organizado por la ONG en la
cual asisto también a cursos sobre higiene, malaria, empoderamiento de la
mujer, etc.
Raquel sister vive en Amwan y con la ONG
ayudan mucho a todas las personas pobres que vivimos aquí.
El 9 de mayo  mi casa se incendió. Toda mi casa incluido
todo lo que tenía dentro ardió, incluso todo el arroz y trigo que teníamos
acumulado del trabajo de todo el año. Ese día yo había  cocinando dentro de casa y debido al calor
toda la familia estábamos durmiendo fuera. De repente por la noche se prendió fuego
y como el viento era muy fuerte se propagó rápido. Cuando nos dimos cuenta la
gente empezó a echar agua pero solo hay una bomba de agua de donde sale poca
agua, no lo suficiente para poder apagar el fuego. Perdimos absolutamente todo,
grano, ropa, cama, potes de cocina,…absolutamente todos nuestros pocos bienes
de toda nuestra vida, solo quedaron cenizas…
Nos quedamos sin casa, durmiendo fuera
sin protección, sin comida, sin ropa, sin absolutamente nada, solo teníamos lo
puesto.

Dos días después totalmente angustiada
fui a ver a Raquel  sister al Centro
Educativo Akshay y le conté lo que nos había pasado. Ella vino a ver mi casa,
luego nos llamó y nos dieron  dinero para
lo más urgente, ropa y comida. Ella se marchaba en dos días a su país y me dijo
que intentaría recaudar dinero para ayudaros a reconstruir nuestra casa. Mi
marido trabaja como cocinero en otro estado, pero es solo un trabajo  temporal. Yo trabajo en el campo como jornalera.
Con lo que ganamos nunca podríamos ahorrar lo suficiente para poder reconstruir
nuestra casa y tendríamos que acudir a un prestamista que nos pediría unos
intereses tan altos que estaríamos endeudados de por vida. Por ello la ayuda
que estamos recibiendo de la ONG es muy importante. Mi marido ahora se ha dado
cuenta de que la ONG nos está ayudando debido a mi buena relación con ellos, a
que he demostrado  que soy muy
trabajadora y que me preocupo mucho por mejorar y cuido bien de mi familia.
Ahora me respeta y me valora. Sin la ayuda de la ONG estaríamos desesperados
porque pronto vendrán los monzones y no tendremos un techo.
Estoy muy agradecida a la ONG porque
supieron entender mi grave problema y se ofrecieron a ayudarme.  Se que Raquel sister intentará conseguir
ayuda en su país para que podamos reparar nuestra casa. Son muy buenos conmigo
y solo podré olvidarles el día que me muera.
Quiero dar las gracias a todos los que
me estáis ayudando y que nos ayudáis a tantos en Amwan, tanto a nuestros hijos
como a otros habitantes de la aldea. Jamás 
olvidaré vuestra ayuda.
Punita Devi

Si deseáis colaborar para poder reparar
la casa de Punita Devi aunque sea con una cantidad pequeñita, para comprar lo más
básico como potes de cocina, ropa y poder reparar su casa, podéis hacerlo en
este número de cuenta poniendo en concepto :

DONACION PUNITA
La Caixa
Asociación Akshy
ES77 2100 4551 2502 00066201

¡Muchas gracias!

Facebooktwitter