¡HOLA!
Os presentamos a los más pequeños de la familia del hogar de Ooty que se incorporaron en enero y ya están bien adaptados a sus nuevos hermanos y hermanas. Aunque todavía no van a la escuela, debido a que hasta junio no se pueden matricular, ya han empezado a estudiar en casa.
Lobsang Chongey, Lhamo Drema, Lhamo Dolma, Yeshi Pema, Lobsang Rinchen, y Tsering Lekda…además se colaron en la foto, Tamdrin, Tongchen y Lobsang
Los más mayores les enseñan y ponen ejercícios y dedican el mismo número de horas al estudio que si estuvieran en la escuela. De esta manera cuando entren en la escuela ya tendrán algunas nociones.
Algunos son todavía muy pequeños y por ello necesitan de la ayuda de los mayores para escribir sus cartas a los padrinos, pero hacen un gran esfuerzo, ¡ya se saben los nombres de sus madrinas o padrinos! Afortunadamente todos estos niños ya están apadrinados.
Yeshi Pema
A pesar de echar como no de menos a sus padres, están contentos de estar con otros niños y todo para ellos es novedad. Disfrutan aprendiendo cosas nuevas y con el ambiente de estudio que hay en el hogar seguro que aprenderán rápido.
Los niños en el hogar de Ooty siguen el siguiente horario: Se levantan temprano a las 6, se preparan y hacen sus oraciones. Estudian de 7am a 7:45. Luego toman su desayuno y se van a la escuela a las 8:15/8:30am.
Los más mayores vuelven de la escuela a las 5/5:30 pm y los pequeños a las 3:30pm. Luego tienen tiempo de juegos y descanso hasta las 6pm. A continuación estudian hasta las 8:30/9pm,. Después viene la cena y luego estudian otro ratito hasta las 10pm que se van a la cama. Los que todavía no van a la escuela hacen prácticamente el mismo horario.

Phuntsok tomando la lección a los más pequeños
colchones y almohadas

Este mes hemos podido alquilar la otra parte de la casa por lo cual ya tienen un poco más de espacio. En un lado duermen los niños y en el otro las niñas. Ahora hay 22 niños en el hogar de Ooty.  También un padrino, Fredo, nos ha mandado el dinero para comprar una lavadora, que tanta falta hacía y que finalmente ahora tenemos el espacio para colocarla. Gracias también a la donación de Mariloli hemos podido comprar colchones, almohadas y sábanas para los niños que llegaron en enero.
nueva lavadora
Estamos muy contentos de que haya crecido la familia de Ooty gracias al apoyo siempre de antiguos padrinos/madrinas y también ahora de nuevos padrino/madrinas. Aunque las necesidades siempre van en aumento, también gracias a las donaciones poco a poco las vamos cubriendo.
Facebooktwitter