Desde la Asociación Akshy y a través de los distintos programas
en los que trabajamos luchamos por  mejorar las condiciones infrahumanas a las que
están sometidos los “intocables” o “dalits” en el sistema  social de castas  que todavía existe en la India.
La palabra “Dalit” viene del sánscrito “dal”que significa
roto, pisoteado u oprimido. Antes eran conocidos como “Intocables” o harijans.
Son los miembros de una casta que ha nacido con el estigma de la “intocabilidad”
debido a la impureza o contaminación de sus ocupaciones tradicionales.
Representan una comunidad de 170 millones en
India. Un indio de cada 6 es dalit.  En
Bihar,  donde trabajamos , hay casi 13 millones dalits.Tienen que enfrentarse a la marginalidad, discriminación y
violencia por parte de las castas dominantes que no les permiten tener ni dignidad ni de los más básicos derechos humanos.
La constitución india prohibió la “intocabilidad” es decir
que las castas altas ya no podían obligar a los “dalits” a desarrollar las
ocupaciones sucias, pero el barrer, retirar los cadáveres y limpiar las letrinas
siguen siendo trabajos realizados por ellos.
Las siguientes estadísticas 
han sido tomadas de un estudio realizado por ActionAid India en 565`pueblos en 11 estados
diferentes de India. Claramente demuestran que la  inhumana e ilegal práctica de la “intocabilidad”
forma parte todavía de la India contemporánea.
–         
En un 38% de las escuelas de gobierno, los niños
dalits tienen que sentarse separados a la hora de comer. En un 20% de las
escuelas a los niños no les está permitido beber agua de la misma fuente. Son discriminados por compañeros y profesores.
–         
Un 27%de dalits tienen prohibido la entrada en
una comisaría de policía y un 25% en una tienda. Sus denuncias no son escuchadas.
–         
Un 33% de trabajadores sociales se niegan a visitar
las casas de los dalits.
–         
Un 12% no tienen permitido acercarse a las urnas
de votación o tienen que hacer una fila aparte, además de ser obligados a votar o no votar por parte de las castas dominantes.
–         
En un 73% de los pueblos estudiados a los dalits
se les niega  el acceso a  casas de otras castas  y los no-dalits no comerán con ellos.
–         
En un 36% tienen prohibido entrar en las tiendas
del pueblo, esperando a que el tendero les de fuera la mercancía y recibiendo
el dinero sin contacto.
–         
En un tercio de los pueblos los dalits en las
cafeterías no tienen derecho a sentarse y tienen que usar otras tazas y utensilios.
–         
En un 20% tienen prohibido usar ropa limpia, moderna
o colorida o gafas de sol. No pueden usar bicicleta, paraguas, usar sandalias,
fumar o estar de pie sin mantener la cabeza baja.
–         
Un 64% tiene prohibida la entrada a los templos
y un 49% a cremar a sus muertos en el crematorio del pueblo.
–         
Tienen que trabajar mayor número de horas,
tardan en recibir sus salarios que son más bajos que los de otros trabajadores.
Tienen que soportar insultos incluso castigos físicos. Las violaciones de las mujeres como castigo u humillación por parte del «señor feudal» para el cual trabajan son frecuentes.

través de los  distintos programas
de nuestra Asociación en India,  pero muy
especialmente a través de la educación de los niños y de la información a la
comunidad sobre sus derechos, intentamos cambiar esta realidad que azota a la
mayor parte de la India rural. 
A continuación podéis ver el siguiente video, que si bien está en inglés viene a describir con imagenes los datos mencionados arriba.
Estos datos nos hacen querer trabajar con más ahinco para poder aliviar esta situación tan injusta. Por ello la ayuda que presta cada padrino, madrina o [email protected] a la asociación significa «dar la oportunidad a un niño o niña dalit que tenga un futuro muy distinto al que está condenado» y esto es…. sencillamente MARAVILLOSO, por eso os estaremos siempre MUY agradecidos por vuestra colaboración.
Facebooktwitter