El río Falgu o Niranjana es «el río» para los habitantes de Bodhgaya y pueblos alrededor. Es el río donde los niños de Amwan y Nautapur juegan con la arena, cuyo cauce se cruza caminando para ir a buscar leña, donde se realizan las cremaciones, donde  tiene lugar el Pindadan u ofrecimiento, rito hindu dedicado a los ancestros y donde también se celebra Chhatt, el ritual dedicado al dios Sol.

Este río viene a ser una vasta extensión de dunas durante todo el año, todo seco  y solamente durante los monzones corre un poco de agua.

La sección del Falgu que atraviesa la ciudad de Gaya es sagrado para los hindúes. Es el primer lugar sagrado visitado por el peregrino y es donde debe realizar su primera ofrenda por las almas de sus ancestros. 

Según una creencia hindú, el alma erra tras la muerte hasta que se realiza pindadan, un servicio religioso por la persona fallecida para que se reinicie el rito de renacimiento. Durante el pitrapaksh se considera que se debe ofrecer una pindadan.  Los Pindadan se ofrecen tradicionalmente a orillas del Falgu en Gaya. Los devotos que los ofrecen deben afeitar sus cabezas y realizar una inmersión sagrada. 

En el libro épico del Ramayana se hace referencia a él, en el cual se cuenta como Sita maldeció el río Falgu y como así perdió su agua. Hay una interesante historia en la mitología sobre esta maldición.

Rama junto con sus hermanos y Sita su mujer, fueron a orillas del río a ofrecer los ritos sagrados a su padre Dasaratha que había fallecido. Mientras Rama y sus hermanos estaban bañándose, Sita estaba en la orilla jugando con la arena. De repente el espiritu de Dasaratha apareció de la arena pidiendo el Pindadan u Ofrecimiento pues tenía hambre. Ella le pidió que esperara a Ram para hacer los ofrecimientos de arroz y demás pero él insistió que le hiciera ofrecimientos hechos con sus manos con la arena. Sin opción alguna Sita le dió Pindam/ofrecimientos delante de 5 testigos- un árbol Akshaya Vatam (un ficus) el río Falgu, una vaca, una planta Tulsi y un Brahmin (sacerdote). Cuando Rama volvió y comenzaron los rituales y Dasaratha no apareció preguntaron porqué y Sita les contó lo que había ocurrido, pero Rama no la creyó. Entonces Sita mencionó a los testigos y les pidió que le contaran a Rama la verdad.

Dscn1200_m blog

De los cinco testigos solo el árbol Akshaya se puso de su parte y dijo la verdad, mientras que los demás mintieron y se pusieron de parte de Rama. Sita estaba furiosa y los maldijo a todos; el río Falgu no tendría agua, la vaca no sería adorada por delante, no habría más plantas Tulsi en Gaya y los Brahmines de Gaya nunca estarían satisfechos, siempre tendrían hambre. Y luego bendijo el árbol, el Akshaya Vatam.

Por ello el árbol Akshaya, de donde viene el nombre de Akshy,  nombre de nuestra Asociación es considerado sagrado.

Pero este año, el río Falgu nos ha sorprendido, hoy nos despertamos viendo el río correr con fuerza con un montón de agua. Algo inédido que no pasaba por lo menos desde hace 20 años por lo que ¡todo Bodhgaya y habitantes de los pueblos de alrededor corrió a ver el río!

 

 

Facebooktwitter