Estamos ilusionados de contaros que hemos comenzado con un nuevo programa titulado,
«LOS MAYORES TAMBIÉN SONRÍEN».
Queremos alcanzar otros sectores de la sociedad además de los niños,  y que la Asociación suponga un soporte para los más débiles.
Este programa  nace al ver la necesidad de un sector  de la población de la casta de los «intocables»; los ancianos y ancianas, que se encuentran en un estado abandonado y desprotegido, y las personas discapacitadas físicamente o mentalmente que han sido rechazadas por sus familias y se encuentran solos.
Si el hecho de pertenecer a la casta de los «intocables»ya los excluye socialmente, el hecho de ser ancianos o 
discapacitados lo empeora aún más.

.

                                                                

La precariedad de la economía de las familias en las zonas rurales hace de los ancianos y discapacitados una población aún más vulnerable. En los momentos que  las familias sufren mayor escasez, como medida de supervivencia para los miembros del resto de la familia, estos son apartados del ámbito familiar, siendo relegados a una situación de abandono y pobreza extrema.
Phulva y Dular en su casa sin techo.

En nuestro programa tenemos acogidos a 20 ancianos, ancianas y discapacitados. Algunos de ellos viven con sus familias pero éstas debido a la pobreza los tienen descuidados. Otros ancianos fueron abandonados totalmente por sus hijos que se marcharon a otros estados de la India en busca de trabajo y nuevas oportunidades.
Además se encuentran los discapacitados cuyas familias también los abandonaron, debido al estigma que supone tener un discapacitado en la familia. Invalidos debido a polio, ciegos y enfermos mentales. La mayor parte de ellos sobreviven gracias a la mendicidad que practican en Bodhgaya y a los restos de comida que a veces les dan los vecinos.
Upendra (ciego) con su hija.
Después de haber elaborado un estudio de cada uno, hemos visto que las necesidades básicas que tienen son: comida, techo, ropa y atención médica, si bien luego cada caso varia y lo iremos atendiendo independientemente.

Hemos comenzado el programa en Enero con un reparto de mantas para cada anciano, debido a las bajas temperaturas que se han registrado este año en Bihar.
También estamos haciéndonos cargo de dos casos de atención médica grave desde hace un par de semanas, visitando al doctor y realizando las curas.
Y esta semana les hemos ofrecido una  comida especial con postre  para que al mismo tiempo que disfrutaran de algo especial, podían  ir conociéndoles mejor  y nosotros a ellos y su situación.
Reparto de mantas a principios de enero
En este programa participan también los niños de las escuela y especialmente los niños de Secundaria.
Comida especial para todos
El «Programa de «LOS MAYORES TAMBIÉN SONRÍEN» da la posibilidad a que los niños puedan poner en acción lo que están aprendiendo en el  «Programa Especial»  en la escuela sobre fomentar los valores humanos. 
Aprenden a cuidar de los mayores, de no rechazar a los mendigos o discapacitados, de respetarles, de no considerarles como un estorbo, de comunicarse con ellos, ¡de sentir compasión hacia los más débiles y así agrandar su corazón.!

Cada niñ@ de Secundaria se hace cargo de un anciano/discapacitado perteneciente al Programa. El o ella se encargan de visitarlos, comunicarnos sus necesidades, informarles de cualquier reparto que vaya a tener lugar, etc.
Pratima sirviendo a los ancianos y discapacitados
Poco a poco según vayamos consiguiendo fondos tenemos como objetivos poder proporcionar un techo a los que no lo tienen, una bolsa de comida al mes con lo más básico, colocación de puertas en sus casas para que estén protegidos, atención médica a los más graves, algo de ropa…                                                                           A través de este programa pretendemosconseguir que estas personas a pesar de sus difíciles circunstancias y muchas dificultades puedan sonreir un poco más.                                                                                                                                                                       Este programa está destinado a todas las personas que están desamparadas, tienen necesidad de ayuda y viven cerca del Centro Educativo Akshay.                    Esperamos que podamos ir reuniendo los fondos para poder hacerles la vida un poco más humana  y realmente conseguir arrancarles algunas sonrisas consiguiendo así hacer honor al título del nuevo programa.  
  
                 
               
       
Facebooktwitter